Tuesday, July 22, 2008

Enrique Chagoya Exposed

(Read while listening to: Frijolero by Molotov)

Self Exposed:
Enrique Chagoya. Profesor y Director de la Licenciatura en Artes Visuales por la Universidad de Stanford.

Nacido en México DF y residente de California desde hace casi 30 años, Enrique Chagoya es el perfecto ejemplo de que tus hobbies infantiles, pueden convertirse en un muy disfrutable modo de vida y servirle de terapia a las ansiedades adultas.
A través de sus códices, grabados y pinturas, este artista rompe las fronteras que los seres humanos nos hemos creado (barreras tanto espaciales como temporales) con imágenes que muchas veces ofenden pero, en afortunadas ocasiones, también divierten y provocan a la reflexión.
El uso indiscriminado y la yuxtaposición de estereotipos, materiales y estilos de pintura crean este efecto en el expectador, demostrando que la división, sólo existe en nuestra mente y que por lo tanto, es perfectamente posible eliminarla.

Self Exposed: ¿Qué es lo que más te gusta de pintar temas políticos?

Enrique Chagoya: El tema es algo que más que nada me da ansiedades, más que el simple interesarme los temas, éstos son mis ansiedades que exorciso con la pintada y la obra gráfica que hago y los códices. Digamos que las ansiedades que todo mundo tiene en sus vidas, yo tengo la suerte de sacármelas con trabajo visual.

S.E.: ¿Qué es lo que más extrañas de cuando eras niño?

E.C.: Creo que la libertad que tenía para para hacer lo que quería, lo que más me gustaba era dibujar. De hecho empecé a hacer caricaturas desde la primaria y después en la secundaria y las caricaturas que más me gustaba hacer era de mis maestros encuerados, así desnudos los hacía en el excusado sobre todo a los más autoritarios.
Y una vez, por cierto me cachó una maestra de música, me vio dibujando y tuve que hacer bolita el papel porque si no, seguramente me hubieran expulsado. Y yo era bueno en música pero en esa clase salí con un 6. Después le pedí disculpas y sí me perdonó.
Y pues, eso hacía de niño, antes de tener cualquier idea política, simplemente la rebelión contra la autoridad me divertía.

S.E.: ¿Entonces puedes decir que segues haciendo lo que más te gusta?

E.C.: Exacto, sí yo creo que he tenido mucha suerte de salirme con la mía. Y me tomo el arte de una manera no muy seria, porque para mí sería fácil tener actitudes demasiado creídas pero por lo general yo trato de hacer lo opuesto. Para mí el arte, es ejercitar el humor en las peores circunstancias para el placer. O sea el triunfo del placer sobre el dolor, es el tipo de humor que a mí me gusta. Cuando las peores circunstancias para reírte te rodean y tú sales con una idea que te hace reír, digamos que te sientes fuerte o te sientes protegido gracias al sentido del humor.
Y en México creo que la cultura tiene eso mucho, la gente saca chistes de las peores tragedias, eso se me quedó. O todavía aquí, en nuestra propia familia, siempre está la guerrita de insultos y el que se enoja pierde y eso es algo que también se me quedó, el hecho de que haces concha y los insultos de pronto no te ofenden y piensas en devolver el insulto, pero con sentido del humor, sin enojarte.








S.E.: Ok y hablando de gente que pudiera enojarse, si te dieran a escoger entre exhibir en la Casa Blanca y exhibir en el Vaticano, ¿cuál escogerías? ¿Y qué exhibirías?

E.C.: Creo que preferiría la Casa Blanca, porque tiene más influencia que el Vaticano. Lo que expondría serían mis dibujos de George Bush que he hecho, en donde él está actuando como si fuera Richard Nixon. Esos están basados en otro artista que se llamaba Phillip Guston, él hizo toda una serie de caricaturas sobre Richard Nixon, antes de que lo enjuiciaran por toda la corrupción de la que fue responsable y sobre todo por estar grabando secretamente sus entrevistas en la Casa Blanca, en un acto totalmente ilegal. No es muy diferente George Bush de Nixon, así que si pudiera expondría esas pinturas para que las viera el propio Bush y en ese caso yo tendría una curiosidad enorme por ver cómo reaccionaría, igual le gustarían.


S.E.: A lo mejor no las entendería.

E.C.: Sí a lo mejor no les entendería porque no es así un genio que digamos.

S.E.: ¿Quién crees que se divertiría más leyendo tus codices, Jesús, Superman o Huitzilopochtli?

E.C.: Uy esa está difícil, Yo creo que el Huitzilopochtli y después “el Jesus”; a mí Superman se me hace más como agente del FBI.

S.E.: Digamos que un día te pones hasta el huevo de pacheco con Jesús y Buda, ¿qué les preguntarías a cada uno?

E.C.: Pues… que cómo le hacían para estar tan tranquilos e iluminados, que pasen la receta.

S.E.: Hay una serie de videos circulando en Youtube que sustentan la teoría de que Bush en realidad es un alien de la especie reptilian y que él y su familia están aquí para controlar el mundo. Es una teoría más absurda y divertida que nada pero ¿qué opinarías si esta fuera cierta y resultara que entonces el alien invasor fuera él?

E.C.: Pues eso ya se hizo en un capítulo de los Simpsons, donde los aliens se convierten en politicos y al final tratan de tomar el poder en la tierra. Yo creo que cuando llegan a ese nivel de poder, cualquier persona se vuelve como un alien, porque se desconectan de la realidad y el ego los ciega de todas las cosas terribles que hacen, se deshumanizan al punto de que sí pueden ser unos aliens; esto ya es independiente de cualquier teoría, porque no son ni como tú ni como yo ni como la gente normal, son gente demasiado llena de sí mismos; se vuelven aliens si no reales por lo menos virtuales.



S.E.: ¿Crees que el gobierno de Estados Unidos cambie alguna vez sus políticas migratorias?

E.C.: Esa es una bronca más que nada cultural, no tanto política, que tiene siglos. La relación enre México y Estados Unidos siempre ha sido muy difícil. De hecho cuando México perdió la guerra contra Estados Unidos, la unica razón por la que Estados Unidos no se quedó con México fue el racismo de los Congresistas Norteamericanos. Cuando Estados Unidos tomó la Ciudad de México, tenían todo el país prácticamente dominado y tuvieron un voto en el Congreso, para ver si se quedaban con todo el país o no, y en el voto los argumentos que estaban en contra de quedarse con todo el país eran que los mexicanos no eran civilizados ni dignos, ni capaces de tener una democracia y que era mejor sólo tomar los territorios del norte que estaban menos poblados por mexicanos. Y gracias a ese racismo no tomaron todo el país. Lamentablemente ese racismo todavía queda en la cultura, sobre todo en los políticos más conservadores de la derecha; porque siempre hay políticos opuestos más liberales norteamericanos, hay que darles crédito. Incluso en esa guerra había políticos norteamericanos que estaban en contra y criticaban al gobierno de los Estados Unidos por invadir a México. O sea no era muy diferente que la guerra con Iraq, había políticos que estaban en contra, muy pocos pero había. Lamentablemente los que tenían el poder de hacer la guerra hicieron la guerra, igual que ahora lo hacen en la guerra con Iraq.


Entonces realmente la cosa no es blanco-negro, es más complejo que eso, pero hay una cuestión cultural que no ha cambiado. No es nada más una diferencia entre Estados Unidos y México, es una diferencia entre el país más fuerte del mundo y un país con una economía emergente al igual que resto de Latinoamerica y la mayoría de los países del mundo. Son como dos realidades diferentes que se tocan una a la otra en la frontera entre México y los Estados Unidos. Es una situación explosiva, que por lo general la malinterpretan con una perspectiva a veces ocultamente racista, y se manifiesta con políticos ultra conservadores republicanos e incluso independentistas conservadores. Y también en los medios de difusión, a veces en el canal de noticias de Fox o a veces en CNN, por ejemplo hay un tipo que se llama Ludolf que tiene un programa en el que ataca a los inmigrantes indocumentados y no los bajan de “aliens”.
En ese sentido eso es lo que necesita cambiar el país del norte. Los políticos sólo reflejan la cultura en ocasiones, hay que tener cuidado con no generalizar, porque hay muchos norteamericanos que no son racistas. De hecho yo diría que la mayoría del pueblo está en contra de la política republicana, la mayoría del pueblo incluso en encuestas y en estadísticas muestran estar a favor de una legalización de los trabajadores inmigrantes indocumentados y eso no lo reflejan los políticos ultra conservadores. Cualquier día o siempre que hay un intento por hacer una reforma migratoria, los conservadores la llaman “amnistía”, otra vez a atacar…
Es una cosa que me gusta criticar con mi trabajo, por eso he estado mostrando últimamente a los trabajadores inmigrantes indocumentados como los nuevos colonizadores de Estados Unidos.

S.E.: Si bueno, prácticamente están recuperando California…

E.C.: No y encima de eso, los primeros colonizadores que llegaron de Europa eran ilegales. Desde los españoles hasta los pilgrims, eran ilegales porque no tenían pasaporte y actuaban en contra de las leyes indígenas; incluso cometieron crímenes contra la humanidad y masacres. Muchos de ellos también eran personas honestas que estaban escapando de la opresión religiosa en Europa, eran refugiados económicos, gente no muy diferente a los indocumentados de hoy en día. Por eso yo digo que los indocumentados de hoy en día son los colonos contemporáneos, son el futuro de Estados Unidos. Son mis héroes.



S.E.: ¿Hay algo más que quisieras decir?

E.C.: Lo único que diría es que las broncas van más allá de la frontera entre ambos países. Lamentablemente la humanidad se crea entre sí muchas fronteras, que son invisibles pero que son reales; al final la humanidad resulta ser la peor enemiga de la misma humanidad. Esa es casi una contradiccón en sí misma. Y al mismo tiempo la humanidad puede ser la mejor amiga de la humanidad. Es las dos cosas. Para mí las fronteras son entre clases sociales, entre grupos culturalmente diferentes, entre grupos étnicos, entre géneros sexuales, entre religiones. La gente se crea barreras y fronteras adentro de las fronteras y luego otras adentro de esas fronteras. Y lo que se me hace más irónico es que a pesar de nuestras diferencias, tenemos la misma información genética, somos la misma especie, pero la gente usa sus diferencias para atacarse en vez de verlas como una riqueza cultural de la humanidad.
Yo con mi trabajo lo único que trato de hacer, es crear un poquito de conciencia con ironía y a veces, espero, que con un poquito de humor. Ya la interpretación de mi trabajo depende muchas veces del expectador. Yo sólo espero que a algunos les caiga el veinte y nada más.



5 comments:

Hugo said...

Citando a tu peculiar entrevistado:

"Para mí el arte, es ejercitar el humor en las peores circunstancias para el placer. O sea el triunfo del placer sobre el dolor, es el tipo de humor que a mí me gusta."

WOOOOOOOOOOW, Albricias, albricias!!!

Me encantó la entrevista, muchas felicidades.

Anonymous said...

Enrique Chagoya eres una verguenza para los mexicanos ojala y nunca tu madre te ubiera parido en nuestro pais ni en ningun otro.. ojala y no ubieses nacido para no blasfemar a nuestro senor jesucristo.. pero aya tu con el lo pagaras.. pudrete en el infierno.. ojala y personas como tu no existieran nunca.......

Loveland colorado said...

Soy de loveland colorado: y sabes porque te escribo este comentario,
Enrique Chagoya eres una verguenza para los mexicanos ojala y nunca tu madre te ubiera parido en nuestro pais ni en ningun otro.. ojala y no ubieses nacido para no blasfemar a nuestro senor jesucristo.. pero aya tu con el lo pagaras.. pudrete en el infierno.. ojala y personas como tu no existieran nunca.......

Viagra Online said...

el arte de enrique chayoga es bien extraño pero lo disfruto... un artista pop más un artista pop menos..

xlpharmacy said...

Me han gustado muchos sus trabajos, la verdad es que no he visto un trabajo semejante en mi pais, considero que deberia expandir sus obras para que crezca como artista.